Consultorio 6: Organizar un salón en L con acceso a jardín

Y seguimos en el sur. Nuestro último consultorio acabó en Málaga y desde ahí nos fuimos a Sevilla, para hablarte de una casa diez y ciudad dónde arrancamos hoy nuestro consultorio.

Nuestra anfitriona esta vez se llama Carmen. Hace unos días, nos escribió pidiéndonos ayuda para organizar el salón de su futura casa. Y que mejor excusa para contarte algunos consejos, que utilizar su salón como ejemplo.

El espacio protagonista de hoy tiene una superficie aproximada de 36 metros cuadrados. Se sitúa en la planta baja de la vivienda y tiene acceso directo desde un jardín exterior. Como ya estarás pensando, ingredientes muy golosos para cualquier espacio. A continuación te dejamos el plano del estado actual*:
*Estaaá bieeen... Reconocemos que ese no es el estado actual y quizás no hemos dibujado el pequeño caos que se genera en cualquier mudanza; puede que haya alguna que otra caja por ahí.

Como casi siempre, las cosas siempre llegan por algo y mientras buscábamos respuesta al salón de Carmen, nos topamos con una casa que nos enamoró. Te prometemos muchas fotos de ella en nuestro Instragram, así que ya sabes: búscanos, dale al like y quizás te hablemos de ella en el próximo recopilatorio de vuestra fotos preferidas.

De ella, nos encantó la estrategia que se llevó a cabo en la decoración: como muchas veces ocurre (cuando se hace con cabeza) en la mezcla de estilos nace “ese algo que no puedes dejar de observar”. Los acabados generales son tan limpios y están tan bien ejecutados (¿te acuerdas cuando te hablábamos del microcemento? a esto nos referíamos… ) que se vuelven casi invisibles. 


El aire retro de los muebles, diseñados a medida por los dueños, se mezcla a la perfección con la estética más refinada de algunos elementos como las luminarias y con los detalles más minimalistas. Y sino fíjate en los tiradores de las puertas…

Una vez tuvimos clara la estética que nos gustaba para el salón de Carmen, nos pusimos manos a la obra. En un espacio en forma de “L”, las diferentes zonas suelen acotarse muy fácilmente:

- Para la entrada reservamos la lámpara de techo que te acabamos de enseñar (A). Es de “Douglas & Bec”, de los mismos dueños (y diseñadores) que viven en esta casa.

- La zona de comedor, en el lado corto, queda recogida por tres paredes. Para una de ellas, hemos diseñado el mueble con el que hemos abierto este post (B), ¿te gusta?. La encimera del mueble , de mármol, descansa sobre una estantería de un metro veinte de altura, con puertas con malla metálica blanca a ambos lados.

- El otro brazo de la “L” lo reservamos para el estar, que queda recogido y diferenciado, por el mueble que te acabamos de contar. Como ya te estarás imaginando, el mueble que subraya la pared opuesta, no puede ser otro que aquel del que ya te hemos hablado en varias ocasiones y que tanto nos gusta. Pero para esta ocasión, con un poco más de altura con el fin de alojar una zona de estudio en uno de sus extremos.
Para hoy te hemos marcado unos ejes en color rojo. Nos gustaría enseñarte a ver esas líneas que nadie ve. Son ejes que podemos identificar en cualquier espacio: el borde de una cama, de una alfombra, la arista de una pared o el inicio de un escalón… Cuando entras en un espacio, en el que las cosas se alinean y toman referencia unas con otras, “suena un click y como por arte de magia, todo empieza a ordenarse. No decimos que todo debe estar estructurado y vivir en la hoja de un cuaderno cuadriculado, pero si cuidas esos pequeños detalles (sin llegar a obsesionarse) empezarás a ver como cambia la sensación espacial de tu casa. Y además, todo aquello que se “desordene”, cobrará cierto aire especial.
Y para ir acabando o empezando este fin de semana, te dejamos con otra foto del salón de Douglas y Bec. A ver si encuentras alguno de esos ejes misteriosos… J

¿Qué os ha parecido el salón que proponemos a Carmen? ¿Os ha gustado el mueble que le hemos diseñado?

¡Feliz viernes!

H 


Planos vía Hulahome, imágenes vía Decouvrir design.

0 comentarios :

Publicar un comentario